a

Aperiri vivendum has in. Eu fabellas deseruisse mea, hinc solum tractatos vim ad, ut quem voluptua nam. Ei graeci oblique perci.

Recent Posts

    Sorry, no posts matched your criteria.

esquizofrenia-sobrecarga- tóxicos-patógenos-en-organismo | Terapia-Clark | La-alegría-de-ser-mujer

La esquizofrenia, ¿sobrecarga de tóxicos y patógenos en el organismo?

Para la Terapia Clark, la esquizofrenia no es una cuestión genética aunque esta pueda influir… Tiene que ver con determinados tóxicos y patógenos con los que convivimos a diario. Así lo confirma D. Ignacio Chamorro, mi entrevistado. Es Director del Instituto Clark España desde 2004, doctor en naturopatía y nutricionista ortomolecular. Se formó directamente con la Dr. Hulda Clark en México. ¿Cómo procede ante un caso de esquizofrenia? Según me cuenta en esta entrevista, primero habría que eliminar parásitos, bacterias y hongos del organismo. Luego, evitar la ingesta de patógenos y tóxicos y, en tercer lugar, eliminar las micotoxinas (sustancias tóxicas presentes en los hongos) del organismo. ¿Qué alimentos no debe consumir una persona con esquizofrenia? ¿Qué suplementos alimenticios necesitaría? Quédate y lo sabrás.

Raquela: D. Ignacio, la Dra. Clark, creadora de la terapia que lleva su nombre, afirmaba que, para estar saludables, primero hay que eliminar los diferentes tóxicos presentes en el organismo y erradicar todos los patógenos (parásitos, bacterias, virus u hongos)…

Efectivamente. Para la Dra. Clark la base de casi todas las patologías tiene dos orígenes: los tóxicos y los patógenos.

La esquizofrenia – y otras enfermedades mentales- no es algo genético, aunque la hayan padecido familiares cercanos (madre, madre, hermanos, etc.). No se hace presente porque compartan genes (aunque éstos puedan influir) sino porque comparten o han compartido durante años, la misma casa, colegio, porque han comido los mismos alimentos, bebido el mismo agua…, es decir, unos tóxicos y unos patógenos presentes en el mismo entorno de vida y relación.

Los genes pueden determinar nuestra capacidad mental pero no una patología en el cerebro. Los tóxicos son inmunosupresores, que favorecen la aparición de un “terreno” propicio para el desarrollo de patógenos (parásitos, bacterias, virus, hongos,…).

En su primer libro La cura para todas las enfermedades, que actualmente se llama “La curación es posible”,  la Dra. Clark hace referencia al origen y tratamiento de innumerables patologías, desde la artritis al cáncer, pasando por otras como la psoriasis, esclerosis múltiple, otitis, cistitis, infertilidades, etc.

La base del trabajo en la Terapia Clark es la eliminación de los diferentes tóxicos presentes en el organismo, y la erradicación de todos los patógenos, sean estos parásitos, bacterias, virus u hongos, causantes directos de la mayoría de las enfermedades.

Para limpiar de tóxicos el organismo, lo primero es descolapsar los principales órganos, detoxificando riñones, hígado e intestinos, que pese a que podamos pensar que están bien, lo habitual es tenerlos sucios, con lo cual el correcto funcionamiento orgánico se ve seriamente comprometido.

esquizofrenia-sobrecarga- tóxicos-patógenos-en-organismo | Terapia-Clark | La-alegría-de-ser-mujer

Raquela: ¿Qué intervenciones recomienda ante un caso de esquizofrenia?

Primero debemos eliminar parásitos, bacterias y hongos del organismo. Para lo cual se debe:

  • Seguir el protocolo de limpieza intestinal diseñado por la Dra. Clark, al que se añade en esta patología aceite de orégano, uno de los más potentes antifúngicos conocidos. Con este protocolo atacamos a más de 200 patógenos diferentes.
  • Usar el varizapper, aparato que permite eliminar del organismo los principales microbios (patógenos-bacterias, virus, hongos, etc.) mediante la emisión de frecuencias. Este aparato asimismo estimula el sistema inmune al energizar los glóbulos blancos aunque estén intoxicados con agentes inmunosupresores que suele ser el caso en este tipo de patologías.
  • Desparasitación de áscaris. Para ello se deben tomar megadosis de coenzima Q10, L, cisteína y aceite de oliva ozonizado, porque estas familias de parásitos no se logran eliminar con los ingredientes de la anteriormente citada limpieza intestinal.

En segundo lugar, evitar la ingesta de patógenos y tóxicos.

Tan importante como la eliminación de los patógenos es no permitir que entren más en el organismo para que no vuelvan a colonizar el cerebro y para ello es fundamental:

  • Ozonizar los alimentos con un ozonizador casero. Hay que desinfectar todas las comidas y bebidas con un ozonizador. El ozono mata toda bacteria y virus patógeno, huevos de parásitos y larvas de tenia presentes en nuestros alimentos, en sólo 10 minutos. Además al ozonizar, los colorantes azoicos, las sustancias fenólicas y los estrógenos presentes en la comida pueden ser también destruidos en 15 minutos, con lo cual la ingesta de tóxicos se reduce notablemente y esto es imprescindible en este tipo de paciente. Para ello se introduce simplemente la comida en una bolsa de plástico que se cierra con la manguera del ozonizador insertada. Una vez ozonizado el alimento durante 10 minutos deberemos dejar la bolsa cerrada otros 10 minutos antes de su ingesta para que el ozono actúe.
  • Lavar bien las frutas y verduras, entre 1 y 3 gotas de lugol o ácido hidroclorhídrico al 5% por cada litro de agua con los que vaya a lavarlas, para de esta forma desinfectar totalmente estos alimentos, con productos totalmente atóxicos como son el lugol y el HCL, ya que la mayoría de los productos que se utilizan para desinfectar son tremendamente tóxicos y es algo que debemos evitar, y más aún si estamos tratando este tipo de paciente.

En tercer lugar, eliminar las micotoxinas del organismo. Hay determinados nutrientes que son útiles para eliminar micotoxinas. Son estos:

Vitamina C: consúmase al menos un gramo en cada comida

Ácido lipoico o tiotico: fundamental para la detoxificación y regeneración hepática

Vitamina B3: Elimina toxinas del organismo y los alimentos. Tomarla con cada comida

Glutation: imprescindible en la detoxificación. Ingiérase al menos una vez al día, preferiblemente por la noche

Evitar el microondas y el grill. Con ellos muchos minerales se oxidan pasando a ser metales tóxicos y consumir sólo agua procedente de destiladora. Evitar la ingesta de minerales inorgánicos

Cacahuetes, lácteos, trigo...

esquizofrenia-sobrecarga- tóxicos-patógenos-en-organismo | Terapia-Clark | La-alegría-de-ser-mujer

Raquela: ¿Cuáles son los alimentos que no debe consumir una persona que padece la enfermedad?

Arroz, Trigo, Avena, Cebada, Cacahuetes, lácteos (por las micotoxinas que suelen contener estos).

 

Raquela: ¿Qué sustancias, toxinas, parásitos, bacterias, metales pesados… tienen los cuerpos de las personas con esquizofrenia?

El problema está en que los parásitos son difíciles de encontrar porque son en general tan blancos como pequeños y no se ven con un escáner ni con otros medios de diagnóstico porque se suelen recubrir de mucopolisacáridos, con lo que ni siquiera el sistema inmune los detecta. Añádase a esto que nuestro organismo es incapaz de expulsarlos en la mayoría de los casos porque vivos o muertos suelen estar adheridos a los tejidos y no se detecta su presencia en la sangre. Dicho lo cual cabe agregar que la Doctora Clark sí logró cómo descubrirlos detectando sus frecuencias porque cada patógeno vibra en una onda frecuencial diferente. Es como localizar distintas emisoras de radio que están emitiendo en nuestro organismo.

Aunque cada parásito tiene un lugar preferido donde vivir , en realidad cualquier parásito puede encontrarse en cualquier órgano, especialmente si éste está contaminado con solventes, metales u otros tóxicos y es frecuente que se introduzcan en el cerebro porque la actividad inmunitaria es menor en él que en otro órganos.

Las infecciones parasitarias son relativamente fáciles de contraer ya que el contagio puede producirse por vía bucal, respiratoria o transcutánea. De hecho deberíamos ser conscientes de que casi todo el mundo tiene parásitos desde niños y de que éstos pueden ser causantes de patologías leves y graves, si no ahora, dentro de un tiempo. Es corriente que algunos permanezcan latentes sin causar sintomatología alguna y que en un momento determinado se activen.

Cada parásito no es sólo peligroso por sí mismo, sino también porque en su interior lleva bacterias, virus y hongos. En el caso de usuarios esquizofrénicos solemos encontrar:

  • Strongyloides. Es un parásito portador de hongos y es de fácil contagio pues puede introducirse transcutáneamente, es decir, sin necesidad de que exista una herida abierta (basta una mínima erosión causada por andar descalzo).
  • Ascaris: portador de bacterias y hongos productores de neurotoxinas y cerca de un 70% de la población tiene en su organismo áscaris
  • Ancyclostoma: porta igualmente bacterias y hongos productores de neurotoxinas: también en este caso el contagio puede ser transcutáneo
  • Shigella: bacteria productora de toxinas presentes en nervios y cerebro
  • Micobacterium phlei: al igual que la anterior esta bacteria es productora de neurotoxinas

La Doctora Clark afirmó que “cuanto peor es la salud de una persona mayor presencia de parásitos hay en ella” y que “el agua y los alimentos son los que determinan la salud, hay que asegurarse de que estén libres de tóxicos”. La mayor parte de las sustancias que actúan como inmunosupresores vienen del agua y por ende de los alimentos que consumimos.

La inmunosupresión que producen las sustancias tóxicas no sólo se refleja en la disminución de la cantidad de glóbulos blancos en sangre sino en el deterioro de su actividad y eso es algo que en un análisis de sangre convencional no se detecta. Ya que en estos simplemente se mide la cantidad de células blancas, pero esto por sí solo no indica nada. Podemos tener nuestros recuentos perfectos y esos glóbulos blancos no estar trabajando, que es lo más habitual y no es tenido en cuenta por la medicina clásica, y eso es lo primero que miramos en nuestros usuarios, que los WBC,S no estén intoxicados.

Los 2 tipos de tóxicos que dan lugar mayormente a las patologías neurológicas son los metales pesados y las micotoxinas.

  1. Los metales pesados y como ejemplo diremos que:

El oro y el níquel detienen el flujo de acetilcolina y epinefrina precisamente dos de nuestros principales neurotransmisores.

La presencia en el cerebro de plomo, cobre y cadmio agravan la patología, probablemente por el apoyo que prestan a parásitos, bacterias y hongos, incrementando la actividad de éstos, sobre todo de las bacterias y virus.

Al expulsar los metales pesados del organismo se elevan nuestras defensas y de paso quitamos armas a las numerosas bacterias y virus que necesitan de su presencia para sobrevivir

  1. Las micotoxinas:

Son sustancias tóxicas presentes en los hongos. De toxicidad elevadísima, sobre todo para el cerebro e hígado. De hecho en todos los casos de esquizofrenia hay una alta concentración de toxinas en el cerebro, siendo las que más influyen directamente, las micotoxinas. Que a la vez que se acumulan en el cerebro van destruyendo el hígado, órgano fundamental para la detoxificación, con lo que la toxicidad en el cerebro es cada vez mayor. Un cuadro que se agrava cuando a estos enfermos se les prescribe la medicación convencional ya que ésta es también hepatotóxica.

En cuanto a la sintomatología, el que un enfermo de esquizofrenia pase de estados de paranoia a oír voces o a tener comportamientos compulsivos depende según la Dra.Clark de la mayor o menor presencia y de la actuación de una u otra micotoxina.

Las principales micotoxinas encontradas en enfermos de esquizofrenia son:

-Alcaloides del ergot (comezuelo del centeno): el ergot es un pequeño hongo que parasita el centeno, el trigo, la avena y la cebada y que contiene ácido lisérgico, un alcaloide alucinógeno del que se deriva el LSD.

-Esterigmatocistina: esta micotoxina la producen mohos comunes y además de producir los síntomas de la esquizofrenia pueden provocar la formación de tumores en diferentes órganos. Es frecuente encontrarla en los cacahuetes y en los lácteos.

-Aflatoxinas B: micotoxina de acción carcinogénica a nivel hepático. Provoca asimismo daños a nivel ocular. Está presente en el maíz y arroz

-Citocolasina B: puede encontrase en casi cualquier alimento.

 

Raquela: hay métodos, técnicas y disciplinas dentro de las terapias naturales que se acercan a las denominadas enfermedades mentales desde otro lugar. En esta entrevista hablamos de la esquizofrenia y de la relación que mantiene con determinados tóxicos (metales pesados y micotoxinas) y patógenos desde la visión de la terapia Clark. Seguiré profundizando en este tema y compartiendo otras visiones de otros profesionales. Pueden enriquecernos a todos.

Comments: 4

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies