a

Aperiri vivendum has in. Eu fabellas deseruisse mea, hinc solum tractatos vim ad, ut quem voluptua nam. Ei graeci oblique perci.

Recent Posts

    Sorry, no posts matched your criteria.

Dormir bien para que tu cerebro se limpie de tóxicos

¿Sabías que tu cerebro se limpia de tóxicos mientras duermes y que necesitas dormir para aprender? No hacer nada desarrolla tu cerebro y la actividad contemplativa refuerza áreas cerebrales que te aportan felicidad, serenidad y coherencia. A ello le sumamos que estudios recientes revelan la relación entre la mortalidad precoz y la falta o el exceso de sueño. Por favor, vamos a practicar la Higiene del sueño.

Os recomiendo para estas navidades la lectura del libro Entrena tu cerebro. Neurociencia para la vida cotidiana, escrito por Marta Romo Vega (Alienta Editorial. 6.95€). En su momento me dio información valiosa sobre cómo funciona nuestro cerebro. Y las propuestas de hábitos saludables para conquistar un sueño reparador me parecen de sentido común y sencillas de aplicar.

Dormir es muy importante y no debería ser objeto de negociación

No pierdes el tiempo cuando duermes. Que te hayas acostumbrado a dormir por capítulos o a hacerlo cuatro o cinco horas al día no parece ser lo ideal. Obviamente hay situaciones donde dormir poco es lo que corresponde, por ejemplo si estáis en época de crianza o si trabajáis con turnos partidos y cada equis tiempo os modifican los horarios.

Dormir-bien-para-que-tu-cerebro-se-limpie-de-tóxicos

En general, los adultos nos encontramos bien durmiendo 7-8 horas al día. Los adolescentes necesitarían dormir entre 8-9 horas (no duermen más de seis porque la mayoría se acuesta tarde móvil en mano y se levantan a las siete de la mañana para ir al instituto). Los bebés necesitan de 16 a 18 horas de sueño al nacer  y cuando cumplen los dos añitos requieren 12 horas de sueño. Y cuando somos ancianos, nos asemejamos a los niños, echamos cabezaditas a lo largo del día.

Me gustó mucho la parte del libro en la que Marta nos explica una de las muchas bendiciones de dormir bien: que el cerebro se limpia mientras duermes. Lo que hace, esencialmente, es deshacerse de los tóxicos de la actividad neuronal que se han acumulado durante nuestra vigilia. Y dos criaturas importantes en la noche: la toxina beta amiloide y la adenosina, que te ayuda a aprender cosas nuevas.

Así lo expone:

“El proceso en el cerebro para la eliminación de residuos es casi diez veces más activo durante el sueño que en vigilia, eliminado más beta amiloide, que es la toxina responsable de la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurológicos. Además, durante el sueño, las células del cerebro se reducen de tamaño, una contracción de un 60%. Entonces se crea más espacio entre ellas y permite al liquido cefalorraquídeo limpiar mejor a través del tejido cerebral”.

Y encima, cuando dormimos generamos adenosina, químico que limpia el cerebro y lo deja libre y preparado para aprender cosas nuevas. ¿Y qué bebidas son antagonistas de la adenosina? Pues la cafeína y la teofilina, es decir, el café, té negro, té verde y el mate.  ¿Los consumimos un poquito menos?

Por cierto, con el libro entendí por qué no duermo bien cuando hace calor en la habitación. Y es que en las noches, como dice Marta, nos hace falta ¡enfriar nuestro cerebro!. Vamos, que dormir con calefacción no nos hace mucho bien. Puedes ventilar la habitación antes de dormir -un buen rato-y evitar la calefacción fuerte.

Otro hecho que comprendí: el por qué cuando requiero estar concentrada en tareas concretas (delante del ordenador redactando, por ejemplo) me levanto de la silla cada hora y me voy a dar una vuelta de cinco-diez minutos a la calle. Bueno, quien dice salir dice también estirarme o prepararme un té con muuuuuuucha calma.

Resulta que nuestra atención es cíclica y no podemos pasarnos mucho tiempo con nuestra capacidad de atención intacta. Vamos, que a la media hora de estar atentos y concentrados, comienza a disminuir nuestro rendimiento. Y no es que nos estemos volviendo pendejos, ni que la edad haga sus estragos. Es tan fácil como entender que regalarte descansos breves periódicamente es buenísimo para tu intelecto.

Dormir-bien-para-que-tu-cerebro-se-limpie-de-tóxicos

¡Madre mía! Nuestros niños y adolescentes están jodidos. De cinco a ocho horas en el colegio/instituto sin poder desconectar entre clase y clase. ¿Qué retienen nuestros hijos? ¿A dónde van cuando ya no pueden prestar más atención a las explicaciones del profesorado?

Luego nos quejamos o nos extrañamos de que suspendan, estén tristes-apáticos-agresivos y les dé por presentar síntomas de lo más variopinto en sus cuerpos y mentes jóvenes. A ello le sumamos el wifi siempre encendido en los edificios donde se encuentran, su exposición permanente a la luz artificial, las clases mal ventiladas y la normalidad que le hemos dado al hecho de que estén encerrados. Porque están encerrados. Cuando más necesitan de la alegría del movimiento, de la naturaleza, de la luz natural, vamos y los encerramos. ¿Adultos encerrados, hijos encerrados?

Volviendo al libro. Dos capítulos encantadores:  No hacer nada desarrolla tu cerebro y La actividad contemplativa: la ventaja de estar presente. Tan valiosa es la meditación para nuestra felicidad plena que la neurociencia ya tiene un campo llamado neurociencia contemplativa, donde se estudian los efectos de la meditación en el cerebro. Obviamente, no necesitamos que la neurociencia nos explique a estas alturas que meditar es de lo mejorcito que nos puede ocurrir en la vida, solo faltaba. Añado a ello que ciencia y espiritualidad han de estrechar lazos, han de hacer la comunión, porque afortunadamente son compatibles. Así que la neurociencia contemplativa ¡me parece divina!

Ahora que sabes que dormir bien limpia tu cerebro de tóxicos y que necesitas dormir para aprender, ocúpate de tu bendito sueño. Felicidad y sueño reparador caminan parejos. He de decirte que la homeopatía, los consejos naturopáticos, la alimentación adecuada, el yoga y el reiki me ayudaron mucho a tener el sueño reparador del que disfruto ahora. Si buscas, encuentras.

¡Dulces sueños!

Raquela Jimeno SJ

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies