a

Aperiri vivendum has in. Eu fabellas deseruisse mea, hinc solum tractatos vim ad, ut quem voluptua nam. Ei graeci oblique perci.

Recent Posts

    Sorry, no posts matched your criteria.

Cúrcuma-depresión-ansiedad | La-alegría-de-ser-mujer

Cúrcuma para la depresión y la ansiedad

Te presento a una pareja bien avenida: cúrcuma y pimienta negra. Juntas ejercen un efecto antidepresivo y ansiolítico. La cúrcuma es un magnífico antiinflamatorio natural y la pimienta negra es analgésica, con lo que reduces notablemente el dolor aumentando tu calidad de vida y tu bienestar. Te sorprenderán todos sus beneficios. De momento, que alejen la depresión y la ansiedad ya es ganancia. ¿Sabías que provocan un aumento de los niveles de endorfinas, dopamina y serotonina en el cerebro? ¡Buena noticia!

Vivir con ausencia de dolor físico (sin inflamación, por ejemplo) y sin sufrimiento mental (depresión, ansiedad) es posible y las medicinas naturales y los profesionales que las ejercen lo saben. La vida no es un valle de lágrimas por mucho que este hechizo esté insertado en tu memoria celular por ahora. Recuerda: vivir sin dolor está a tu alcance. Es tu derecho y tuya es la libertad de elegir tantas herramientas saludables como necesites para recobrar tu buen estado de salud.

Enfermedad es un término inadecuado para referirse a un estado de salud mejorable. No estás enfermo: estás poniendo orden, dándote cuenta de, jerarquizando prioridades, reconociendo esos «no te perdono» que aún cargas en tu mochila de vida, asumiendo responsabilidades y/o emociones intensas, dialogando con tus sombras, negociando con tu soberbia o tu pena…

¿Sabes? El cuerpo te quiere libre y feliz. Esa es su sabiduría innata. Por eso cada vez que te haces el distraído/a -yo incluida- aparcando esos asuntos importantes para la paz de tu corazón tu yo físico va y se pone a protestar con síntomas y dolores varios en cualquier parte de tu milagroso organismo. Y a veces le da por inflamarse. De hecho, puedes tener partes de tu cuerpo u órganos vitales ciertamente inflamados y no saberlo. Solo somos conscientes de ello cuando el dolor aparece limitándonos la vida y los afectos.

Sí, eso es. La inflamación, la tristeza o la ansiedad no son tus enemigos por muy vulnerable y cabreado/a que te sientas cuando te duelen las manos a reventar y te sientes incapaz de abrir un bote o cuando te abruma la melancolía un día tras otro. Estas limitaciones son un regalo que te hace el cuerpo para que te revises, te prestes atención, para que aprendas a comer lo que necesitas y no lo que te apetece, para beber más agua y menos refrescos carbonatados, para que duermas mejor y te vaya apeteciendo moverte un poco dando paseos o haciendo pilates terapéutico. No te cabrees con el síntoma. Que entonces vas a tener dos cuestiones que resolver: la mala leche y el dolor insistente y terco.

Cúrcuma-depresión-ansiedad | La-alegría-de-ser-mujer

Estar sano no requiere que tu economía familiar vaya a la bancarrota. Hay propuestas gratuitas, como tomar el sol, hacer ejercicios suaves en casa o caminar, que te van a ayudar a que tu sistema inmunológico se espabile. Bueno, caminar lo dejamos de momento para después del confinamiento. A los asistentes a mis talleres les comento que tomen el sol sí o sí.

Asociamos tomar el sol con una buena salud ósea, y así es. Si quieres llegar a viejito/a con un cuerpo y una mente despiertos el sol es tu aliado. Es más difícil sentir la alegría de ser mayor si tienes la espalda quebrada y los huesos transparentes.

¡La vejez no se improvisa!

Además, tomar el sol refuerza y vigoriza tu sistema inmunológico, favorece las funciones de la glándula pineal y limpia tu aura, que faltita nos hace. Estaría lindo que le prestásemos atención a nuestra estructura energética, que yo entiendo que no la veas y que te de la sensación de que no existe. Tampoco ves la gravedad o el aire que respiras y estamos de acuerdo en que ambas existen y te abrazan. El sol te ayuda a dormir mejor, a neutralizar la depresión, a estar más en contacto con tu intuición. Así no te excederás con tanto pensamiento lógico y sentido común.

Este es un artículo escrito a medias. Aprovechando que tienes tiempo para cuidarte en casa le he preguntado al Dr. Méndez Cobos, mi compañero redactor de hoy, cómo puedes ir reduciendo la inflamación y las tristezas de manera sencilla y económicamente asequible. He aquí su respuesta:

«Destacaría de la cúrcuma que es un poderoso antiinflamatorio y antioxidante, un buen reparador de lesiones musculares y un protector neuronal y del hígado y además es ansiolítico-antidepresivo.

La curcumina, uno de los fitoactivos más destacados de la cúrcuma, ha demostrado en ensayos clínicos que controla la respuesta inflamatoria ya que  reduce los niveles de cicloxigenasa-2 (COX-2) y lipoxigenasa e inhibe la expresión de la oxido nítrico sintasa (NOS ) y la producción de citoquinas inflamatorias, del  factor de necrosis tumoral-alfa(TNF-a ), de las interleucinas I L (-1,-2,-6,-8- y-12), de las proteínas quimiolácticas de monocitos (MCP) y de las proteínas inhibidoras de la migración.

El inconveniente que tiene la cúrcuma  cuando la comemos es su baja biodisponibilidad, o dicho de otra forma, que sus componentes no los absorbe  nuestro sistema digestivo. ¿Qué debemos hacer  para aumentar esa capacidad de absorción? Queremos que la cúrcuma traspase el sistema digestivo y la barrera hematoencefálica para que llegue a los tejidos (para los tejidos es importante obtener niveles altos de curcumina libres en plasma).

Cúrcuma biodisponible para aprovechar todos sus beneficios

Un estudio efectuado en las universidades de Michigan y San Diego demuestra que el polvo de curcumina estandarizado al 95% casi puro no se asimila de forma libre en sangre hasta los 8 g día (el equivalente de varias decenas de polvo de cúrcuma). De los 24 participantes del estudio solo dos personas tomaron 10 y 12 g de curcumina pura respectivamente. Los investigadores observaron que el contenido de curcumina  había aumentado en sangre. No obstante, este nivel seguía siendo insuficiente para conseguir los beneficios notables que nos puede aportar la ingesta de cúrcuma.

¿Qué debemos hacer para que la cúrcuma y sus fitoactivos principales se absorban y tengan la biodisponibilidad perfecta?

Actualmente sabemos que si le añadimos a la cúrcuma  pimienta negra (piperina) junto con aceite de oliva virgen extra o de lino (siempre de primer prensado en frio ecológico) haremos asimilable a la curcumina, propiciando que  llegue a la sangre salvando las barreras anteriormente citadas. Con una cucharadita pequeña de cúrcuma que ingieras al día es suficiente. Si no quieres usar aceite de oliva puedes tomar fosfatidilserina en cápsulas, perlas o comprimidos.

Si la pimienta negra te sienta mal…

A veces hay personas intolerantes a la capsicina de la pimienta. En estos casos sustitúyela por alimentos ricos en quercetina: cebolla morada, ajo, puerro, manzanas, arándanos, cacao puro, trigo sarraceno, té verde… Puedes hacer una ensalada con estos elementos seleccionados, junto con los demás ingredientes convencionales (lechuga, tomate, zanahorias).  Cuentas con otra opción: cocinar quinoa con cebolla y espolvorearle un gramo de cúrcuma al finalizar la cocción. Y a las tres horas de haberla comido, tomar un té verde.

Cúrcuma-depresión-ansiedad | La-alegría-de-ser-mujer

Más  propiedades de la Cúrcuma:

  • Los efectos antiinflamatorios de la cúrcuma se pueden resumir en la disminución del estrés oxidativo y el bloqueo de la activación  NF-KB, un factor de la transcripción que induce la presencia de genes postinflamatorios.
  • Disminuye el nivel de triglicéridos en sangre, a la vez que hace descender los marcadores del daño muscular.
  • Mejora la memoria
  • Indicado en artritismo (hemorroides, artrosis, artritis, obesidad, diabetes, gota) porque disminuye el dolor y la inflamación.
  • Preventivo en la enfermedad del Alzheimer porque impide la formación de placas neuríticas, también llamadas placas seniles o amiloides. Dichas placas  se forman en los espacios interneuronales de la sustancia gris del cerebro por el depósito de una proteína Beta-amiloide.
  • La curcumina aumenta en el organismo el nivel de taurina (aminoácido que juega un papel importante en el cerebro como neurotransmisor) sin que paralelamente suba el nivel de glutamato, aminoácido excitotóxico. Este dato es relevante porque en el 86% de las personas con depresión encontramos déficit de taurina.
  • Reduce la adipogénesis (elimina grasas).
  • Indicado en hipertensión arterial
  • Reduce pólipos intestinales. Investigadores de la Johns Hopkins University aseguran que bastan 500 mg de cúrcuma al día para reducir pólipos en un 60%.

¿Cómo empiezo a tomar cúrcuma?

La ingesta de cúrcuma debe establecerse de forma escalonada. Empezar por la punta de una cucharita, con una pizca de pimienta negra o en su lugar, si eres intolerante a la capsicina, tomar la quercetina de los vegetales que comenté antes. La cantidad de cúrcuma a tomar es 2-3 g. Y recuerda que ¡cúrcuma hervida, cúrcuma perdida!

No conviene tomar Cúrcuma…

  • Cuando se tomen medicamentos anticoagulantes
  • En procesos gripales y cuando las personas tienen neumonía, incluidos la COVID-19. En el caso del coronavirus no se toma cúrcuma porque aumentan los receptores EXA 2 e iríamos en detrimento de la capacidad alveolar de regeneración. En estos casos sí es aconsejable tomar brócoli crudo en ensaladas o cocinado al vapor. Un dato a tener en cuenta: el brócol, tanto en cápsulas como en su presentación natural, está contraindicado en hipotiroidismo, insuficiencia renal y puede interactuar con medicamentos anticoagulantes y con medicamentos metabolizados por el sistema del citocromo P-450.
  • Si te están tratando con quimioterapia porque la cúrcuma neutraliza el efecto de del tratamiento. Sí la puedes tomar 15 días después de haber sido tratado.
  • Antes de ser intervenido quirúrgicamente porque la coagulación de la sangre puede verse afectada
  • Si eres intolerante a la curcumina y sientas con su ingesta mareos , naúseas, malestar gástrico u otros signos de dispepsia».

Gracias, Rafeel, por compartir.

¡De nuevo Raquela al habla! Deciros que en lo transpersonal, a veces, la inflamación y rigidez de articulaciones y  tendones -muy común a partir de una cierta edad- se manifiesta en personas que son muy críticas con ellas/os mismas/os y con tendencia a la rigidez mental (y a parir pensamientos igualmente rígidos). Pueden vivir con un sentido de la perfección que les impide hacer y expresarse de forma espontánea y genuina y tener la sensación de no haber sido o de no ser suficientemente amadas/os.

Y un último apunte: la felicidad y tu salud digestiva van de la mano. Además de tu cerebro superior tienes un segundo cerebro, el digestivo. Obviamente tiene neuronas. ¿Cuántas? Cien millones a lo largo del intestino delgado. Pues verás, hay una hormona, la serotonina, que es responsable de la felicidad y el bienestar corporal. ¡Y el 90% de la serotonina de tu cuerpo se produce y se almacena en tu intestino! Así que, ya sabes, la cúrcuma es antidepresiva y ansiolítica (entre otras atribuciones) y a ello le sumamos que hemos de cuidar nuestro cerebro intestinal para sentirnos con energía y buen humor.  Hablaremos de ello en otro momento.

Un abrazo y que todo el bien que hay en ti se haga presente en tu hogar y con tu tribu.

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies